¿Te irías de crucero sexual con una escort?

¿Te irías de crucero sexual con una escort?

Cada vez hay una mayor oferta sexual para disfrutar de los servicios de una puta de forma diferente. Ya no solo se folla con una puta en su casa o en cualquier puticlub. Ahora podemos hacer otras actividades realmente divertidas. ¿Y por qué no? incluso podemos ir a un crucero sexual.

Si vas con una puta a un local de intercambio para poder follar con alguna pareja cachonda, ¿por qué no llevarte a una escort a un crucero del sexo y pasar una semana de ensueño? Pero antes de seguir, vamos a explicar en qué consiste un crucero de este tipo.

Qué es un crucero sexual y qué requisitos piden

Un crucero sexual es igual que un crucero convencional: se parte en barco desde un puerto y se va atracando en diferentes puntos dentro de una ruta establecida. La diferencia entre un viaje convencional y un crucero del sexo es que este último viaje tiene un componente erótico realmente interesante.

Y es que en este crucero, que habitualmente solo pueden ir parejas, es el paraíso de los swingers. Por un lado apenas hay normas ya que la gracia de un crucero sexual es que los pasajeros puedan follar libremente donde quieran y con quién quieran.

Para ello hay diferentes áreas temáticas preparadas para poder disfrutar de unas vacaciones muy diferentes. Por ejemplo lo más normal es que haya una zona de jacuzzis para dar rienda suelta a vuestra imaginación con cualquier otra pareja, fiestas temáticas donde el sexo estará presente en todo momento gracias a sesiones de striptease, juegos sexuales y demás.

Crucero sexual
chica desnudándose en un crucero sexual

Cualquier fantasía que se te ocurra podrá ser cumplida en un crucero del sexo. Además suele haber zonas nudistas y en las piscinas el topless está permitido, igual que los tangas.

Entonces, ¿qué reglas hay en un crucero sexual? pues muy pocas, como os hemos indicado anteriormente. Principalmente está prohibido realizar fotografías, algo lógico para poder preservar la intimidad de todos los pasajeros.

Además si decides ir con una puta a un crucero del sexo, mejor que no quede ninguna prueba de vuestro viaje, no sea que se entere quién no se debe de enterar, ¿verdad?

La otra regla que hay en un crucero sexual es muy sencilla: todo debe ser consensuado. Si no te invitan, no participes, por mucho que estés realmente cachondo por ver a una pareja practicando sexo sucio.

Ahora que ya sabemos en qué consiste un crucero del sexo, veamos cuáles son las principales ventajas de ir con una escort a un crucero sexual para pasar unas vacaciones inolvidables.

Crucero sexual
Puta preparada para follar en un crucero sexual

Ventajas de ir con una escort a un crucero sexual

Las ventajas de escoger a una escort para un viaje de este tipo son muchas. Para empezar, en un crucero del sexo no te van a dar ningún problema para cumplir cualquier fantasía que tengas, y posiblemente tu mujer no esté muy de acuerdo con la idea de que vayas de orgía en orgía.

Por otro lado, puede que te apetezca vivir esta experiencia con una travesti, ya que estas reinas del sexo son de lo más vicioso que te puedes encontrar, por lo que son una acompañante ideal para un crucero sexual.

Hay que tener en cuenta que una puta no va a tener ningún reparo para cumplir cualquier tipo de fantasía que tengas, por muy cerda que sea. ¿Quieres que te coma la polla delante de todos los pasajeros? no le dará ninguna vergüenza. ¿Prefieres ver como se la follan? lo disfrutará como nunca.

Además está el tema de los celos. Puede que a tu mujer le dé absolutamente igual si te follas a la mitad del pasaje, pero igual no te hace a ti la misma gracia ver cómo tu esposa le come la polla a alguien. Si vas con una puta a un crucero del sexo este problema se elimina.

Otro detalle a tener en cuenta es que con una escort vas a estar 100 por 100 desinhibido por lo que no tendrás ningún tipo de límite a la hora de cumplir cualquier fantasía, sea tener sexo con maduras,  que una tía te folle el culo con un dildo o sencillamente masturbarte como un mono viendo a otras mujeres en la piscina.

Crucero sexual
Puta desnuda en una playa tras amarrar un crucero sexual

¿Qué detalles he de tener en cuenta para ir con una puta a un crucero sexual?

Por último, vamos a ver qué detalles hemos de saber antes de plantearnos irnos con una puta a un crucero del sexo. Y es que este no es un servicio convencional, no es quedar con la puta en su casa o que venga a la tuya o a un hotel, por lo que hay algunas diferencias a tener en cuenta.

Lo primero que has de hacer es pactar con la escort el precio de este servicio. Hay que tener en cuenta que la puta estará contigo las 24 horas del día durante todo el viaje y, aunque la puta se lo va a pasar realmente bien, hay que recordar que esto es un trabajo, así que sé generoso y paga bien a la puta, así estará agradecida y disfrutarás más de la experiencia.

Otro de los puntos a tener en cuenta para ir con una puta a un crucero del sexo es saber qué llevará en la maleta. Ya que vas con una escort aprovecha para que todo salga perfecto.

No dudes en escoger la ropa que llevará, pedirle si quieres que se traiga algún juguete sexual, o llévate esos juguetes que tienes en casa muertos de asco por que tu mujer es una estrecha. Y si tienes algún detallito con ella, no sobrará, te lo aseguramos.

También es muy importante pactar los límites: a lo mejor te da absolutamente igual que se folle a quién quiera, pero también puede darse el caso de que prefieras escoger a quién se folla y qué hace con cada hombre o mujer con la que esté.

Háblalo con ella para dejar las cosas claras y poder disfrutar de un crucero sexual inolvidable que te permitirá disfrutar de unas vacaciones inolvidables llenas de sexo y perversión.

Deja un comentario